Tipos y producción de tela vaquera.

¿Se le ocurre alguien de su círculo que no esté familiarizado con el tejido vaquero? Hay muchas posibilidades de que su respuesta sea "no". El tejido vaquero es uno de los más populares del mercado y tiene propiedades que satisfacen las necesidades de la mayoría de la gente. En este artículo, explorarás algunos usos comunes y poco comunes de este tejido. También leerás sobre su producción y los tipos disponibles.

Qué es Tela vaquera y ¿cómo ha evolucionado con el tiempo?

El resistente tejido de algodón llamado denim se teje en una disposición diagonal especial conocida como tejido de sarga. La palabra "denim" procede de la expresión francesa "serge de Nîmes", que describe un robusto tejido producido en la ciudad francesa de Nîmes en el siglo XVII.

El tejido vaquero se hizo popular en Estados Unidos a lo largo del siglo XIX. Los fabricantes crearon ropa de trabajo para granjeros, mineros y otros obreros. Los vaqueros azules fueron creados en 1873 por Levi Strauss y Jacob Davis. Utilizaban tela vaquera y remaches de cobre para aumentar su durabilidad.

A pesar de su uso como atuendo industrial a principios del siglo XX, el tejido vaquero adquirió relevancia. Se alzó como símbolo rebelde y juvenil en las décadas de 1950 y 1960. El denim surgió en el nicho del rock and roll y las películas con protagonistas rebeldes que vestían este tejido.

Para teñir la tela vaquera se utiliza el índigo, un colorante vegetal que confiere al tejido un intenso tono azul. Es un tejido muy popular para prendas de vestir y otros artículos textiles por su durabilidad, resistencia y flexibilidad.

Con frecuencia se utilizan para confeccionar vaqueros, faldas, chaquetas y otros tipos de ropa. El tejido vaquero puede crearse con varios tipos de fibras de algodón o mezclarse con otras sustancias como el poliéster. También puede presentarse en distintos gramajes, acabados y colores.

¿Cómo se fabrica el tejido vaquero?

La producción de vaqueros es un proceso paso a paso que va desde la recogida del algodón hasta la comprobación de la calidad del tejido. Tras la recogida del algodón, las fibras se desmotan y mezclan, y luego se hilan. A continuación, los fabricantes tiñen los hilos, los tejen en el tejido, lo encogen o destiñen y comprueban su calidad.

Recogida de algodón en los campos

La recogida del algodón depende del tipo de tela vaquera que se quiera fabricar. Todos los tipos tienen diferente rigidez y grosor. La longitud de la fibra de algodón determina las propiedades del tejido. En la actualidad, la recogida es más fácil gracias a las máquinas recolectoras de algodón, pero algunos agricultores siguen prefiriendo la recogida manual.

Mezclado y desmotado del algodón

Dado que cada paca tiene diferentes longitudes de fibra, la mezcla es importante para garantizar la consistencia. También mantiene la calidad del tejido vaquero. A continuación, el algodón se purifica eliminando las semillas o malas hierbas. El proceso de desmotado deja fibras de algodón puro que luego se fusionan en una cinta.

Hilado para producir hilo

Aunque el algodón ya está limpio, no es lo suficientemente fuerte. Se combinan, retuercen y estiran varias hebras para crear un hilo fuerte y resistente. También se pueden añadir otros materiales durante este proceso si se quiere producir un tipo específico de tela vaquera. Por ejemplo, se puede producir tela vaquera elástica si se añaden fibras de elastano a las fibras de algodón y se retuerce. Por último, los fabricantes fabrican grandes barriles de estos hilos hilados.

Teñido de los hilos hilados

El índigo azul es el tinte más antiguo y común para teñir la tela vaquera. Los fabricantes sumergen los hilos hilados en grandes tanques o cubas que contienen el tinte disuelto en un líquido. El tinte índigo tiñe los hilos de azul cuando se oxida en el aire. Por eso, los fabricantes sacan los hilos y los vuelven a sumergir hasta conseguir el tono azul que desean. Como los hilos están retorcidos, el tinte sólo tiñe la parte exterior. Esto confiere al tejido su singular aspecto desteñido mezclado de blanco y azul.

Tejer en telar

Existen dos tipos de telares, los clásicos de lanzadera y los modernos automáticos. Los antiguos telares de lanzadera requieren tejer a mano y trabajadores cualificados. No son muy comunes hoy en día, pero siguen siendo populares en algunos países por su tradición. El tejido es lento, pero la tela es más duradera y suave. La tela vaquera de orillo es un producto de los telares antiguos. Los telares modernos crean urdimbres (hilos que suben y bajan) y tramas (hilos que se mueven de un lado a otro) automáticamente en poco tiempo.

Encogimiento, ablandamiento o desteñido del tejido

Tras la producción del tejido, algunas modificaciones pueden mejorar la calidad. Por ejemplo, calentar y encoger el tejido evita que encoja después de coserlo. Algunos tejidos vaqueros se tratan física o químicamente para darles una textura suave o un aspecto desteñido. Son habituales los tratamientos ácidos y el lavado a la piedra.

Garantía de calidad del tejido

Como cualquier otro tejido o producto textil, el vaquero se somete a un procedimiento de control de calidad. Ayuda a producir textiles de calidad con coherencia al detectar cualquier defecto de tejido o teñido.

¿Cómo se puede utilizar el tejido vaquero?

El tejido vaquero se puede utilizar para distintos fines, como ropa, tapicería o accesorios. También son populares las ilustraciones en tela vaquera y las fundas y estuches para instrumentos musicales. Además, se utiliza en obras de arte y accesorios para coches.

  • Obras de arte: lienzos, piezas de decoración, esculturas
  • Interior del coche: asientos, fundas de salpicadero, alfombrillas
  • Ropa: camisas, chaquetas, vaqueros, gorras, sombreros, faldas, chalecos
  • Fundas para instrumentos musicales: fundas de batería, fundas de guitarra
  • Accesorios: bolsos, tote bags, cinturones, carteras, zapatillas, mocasines
  • Tapicería: asientos de sillas, cortinas, sofás, cortinas, manteles, servilletas, fundas de cojines, mantas, edredones

¿Qué tipos de vaqueros se utilizan hoy en día?

Los distintos tipos de tela vaquera que se utilizan hoy en día son la tela vaquera cruda, la tela vaquera de poliéster y la tela vaquera elástica. Otros tipos se diferencian por los procesos de tratamiento, como el lavado al ácido y el lavado a la piedra. También son habituales los tejidos vaqueros de toro, aplastados y con orillo. Además, este tejido puede clasificarse en función de su peso.

Denim crudo

El tejido vaquero crudo o seco no es como otros tejidos vaqueros tratados. Como su nombre indica, este tejido no se somete a ningún proceso de suavizado. Por eso tiene un aspecto rígido que sólo pierde rigidez después de algunos usos. El tejido da un aspecto clásico a prendas como chaquetas y vaqueros, o accesorios como bolsos. Como el tejido está en crudo, no está preencogido. Siempre hay que comprar una o dos tallas más que la talla real, porque el tejido encoge después del primer lavado.

Poli Denim

El poli denim es una combinación de denim y poliéster u otras fibras sintéticas. El poliéster añade flexibilidad y durabilidad al tejido vaquero. Este tejido no se arruga tanto como el vaquero crudo y puede estirarse. Su capacidad de estiramiento lo hace adecuado para la ropa deportiva. La ropa vaquera de poliéster de uso diario es cómoda y permite moverse con facilidad. También son lavables y conservan su color y forma incluso después de muchos lavados.

Denim elástico

Este tipo de vaquero tiene diferentes fracciones de elastano fusionadas con algodón. El tejido es muy elástico y se utiliza sobre todo en vaqueros femeninos. Es suave al tacto y se mantiene pegado al cuerpo gracias a su flexibilidad. Es muy popular y da un aspecto elegante a la ropa. Sin embargo, puede perder su elasticidad con el tiempo. Esto ocurre cuando las fibras de elastano se rompen y el tejido pierde su forma.

Denim sanforizado

La tela vaquera sanforizada se procesa mediante un procedimiento conocido como sanforización. Este proceso mejora la calidad del tejido vaquero porque lo modifica de tal manera que no encoge tras el lavado. Este proceso de vaporización y estiramiento estabiliza el tejido, de modo que no encoge después de cortarlo o coserlo. El tejido vaquero sanforizado es duradero y mantiene su forma incluso después de muchos lavados.

Vaqueros aplastados

Este tejido atrae a la mayoría de los diseñadores que buscan crear un look moderno. Parece arrugado porque los fabricantes lo tratan para darle textura. Utilizan procesos mecánicos o productos químicos para añadir arrugas. Después, la textura se conserva lavando y secando el tejido. Los accesorios de tela vaquera arrugada están de moda. Algunas cortinas y objetos de decoración del hogar también se fabrican con este tejido.

Denim con orillo

La tela vaquera "selvage" también se considera un tipo de tela vaquera cruda porque se teje a la antigua usanza. Su nombre se debe a que al final de su producción en telares de lanzadera estrecha, los bordes están acabados o "autobordeados".

La mejor cualidad de este tejido es que tiene una trama tupida. Esto le confiere robustez y durabilidad. Puede identificar este tejido observando la franja de color que recorre su borde. Este tejido es más caro que otros tipos de tela vaquera debido a su calidad y durabilidad.

Bull Denim

Este tipo de tela vaquera es bastante duradera, y el nombre también delata esta característica. Tiene una textura suave como el algodón y una superficie brillante. El tejido tiene un peso elevado que lo hace adecuado para cortinas y prendas de vestir. Es un tejido popular para exteriores que dura mucho tiempo gracias a su robustez.

Denim lavado ácido

Este tejido es bastante común entre los jóvenes porque les gusta llevar vaqueros desteñidos. Fue popular en los años 80, por lo que ahora da un aspecto vintage al conjunto. El aspecto desteñido viene tras el tratamiento al ácido del tejido.

Los fabricantes sumergen el tejido en cloro o ácido, de modo que destiñe el tinte de manchas aleatorias. Aunque da un aspecto diferente al tejido, el proceso debilita los hilos. Por eso, el tejido no es tan duradero como el vaquero crudo y requiere un mantenimiento cuidadoso.

Denim lavado a la piedra

Al igual que el denim lavado al ácido, el denim lavado a la piedra también tiene un aspecto desteñido. El proceso utiliza piedras pómez para dar al tejido un aspecto desgastado. Da un aspecto vintage o desgastado y suaviza el tejido.

Además, el tejido vaquero también se clasifica en función de su peso. Los tres tipos son:

  • Tejido vaquero ligero - pesa hasta 8 onzas
  • Tejido vaquero de peso medio - de 8 a 10 onzas
  • Tejido vaquero grueso - de 11 a 20 onzas de peso

¿Qué propiedades tiene el tejido vaquero?

El tejido vaquero es popular por su durabilidad y rigidez. El tejido es pesado pero transpirable y no se apelmaza. Leer la lista de propiedades que se menciona a continuación le dará una idea clara de este tejido:

  1. Buena resistencia a la tracción de unos 3000-4000 N/cm, según el tipo
  2. Peso elevado debido al grosor del tejido, pero también hay vaqueros ligeros disponibles
  3. Buena recuperación de las arrugas y menor necesidad de planchado
  4. Flexibilidad de baja a moderada según el tipo
  5. Rigidez de alta a media, según el tipo
  6. Tejido grueso gracias a las hebras de algodón firmemente entretejidas
  7. Resistencia a la abrasión y al desgarro
  8. Gran capacidad de evacuación de la humedad
  9. Permeable al aire y transpirable
  10. Gran resistencia al desgarro
  11. Capacidad de retención del calor
  12. Sin formación de bolitas ni burbujas

¿Es segura la tela vaquera para el medio ambiente?

Los vaqueros fabricados exclusivamente con fibras de algodón son seguros para el medio ambiente. El compostaje degrada completamente el tejido y evita que se acumule en el medio ambiente. Si el tejido no es de algodón 100%, puedes reutilizarlo en accesorios, ropa o material aislante para la construcción. También puedes donar prendas vaqueras.

Reutilización de vaqueros

La reutilización del tejido vaquero puede ser muy útil si se hace correctamente. Por ejemplo, puedes convertir tus viejos pantalones en shorts vaqueros. También puedes usar parches de tu vieja chaqueta vaquera para reparar nuevas prendas vaqueras. Otras ideas de reutilización son:

  • Cortar un par de vaqueros por las entrepiernas y añadir más tela para convertirlo en una falda
  • Hacer bonitos monederos o bolsos de mano con trozos grandes de tela vaquera
  • Crear decoraciones caseras de bricolaje, como lámparas, alfombras, etc.
  • Confección de pequeños accesorios, como diademas
  • Aislamiento de edificios

Revender o donar

Como los vaqueros y chaquetas descoloridos siempre están de moda, puedes vender tus productos vaqueros. También puedes donarlos a personas que necesitan estos artículos pero no pueden permitírselos.

Compostaje de vaqueros

Si no hay forma de reciclar la tela, puedes entregarla al proceso de compostaje. Los microorganismos del suelo se encargarán de ello, y usted no tendrá que preocuparse de deshacerse de la tela. Cortar la ropa o el tejido acelerará el proceso, pero sólo si se trata de algodón 100%. La tela vaquera poli o elástica contiene hilos de poliéster que no pueden degradarse con el compostaje.

Conclusión

Ahora que lo sabes todo sobre el tejido vaquero, debes ser capaz de diferenciar sus tipos. También puedes adaptar los usos poco comunes o las ideas de reutilización para tu vieja chaqueta vaquera. De este modo, no tendrás que preocuparte por deshacerte de la tela y seguirás disfrutando de las propiedades del tejido vaquero.